domingo, 24 de julio de 2011

Enfermedad terminal

Un matrimonio va por la calle y se encuentran con un amigo que se dirige al marido:

- ¡Hola, Ramón! ¿Como estás?
- Muy mal. Tengo SIDA. El médico me dio 3 meses de vida.
- ¡Qué mala suerte, y es definitivo el diagnóstico?
- Inapelable, pedí junta médica, consulté otros médicos y lo confirmaron.

El amigo se despide y se va acongojado y triste.

La mujer le dice al marido:
- pero, Ramón, ¿Cómo le dices a la gente que tienes SIDA, si lo que en realidad tienes es un cáncer de pulmón?
- Yo me voy a morir igual, pero a ti no te va a follar ni el loro.

1 comentario:

  1. Muy inteligente el marido

    Pero con mucha mala leche

    Saludos

    ResponderEliminar